Facebook
Inicio Historia Nuestros perros Cachorros Galeria Standard Contacto

El Galgo Ruso o Borzoi tuvo su momento de máxima gloria en la corte de los Zares donde era criado con gran maestría para utilizarlo en la caza del lobo siberiano.
Optimo cazador también de pequeños animales, es un perro afectuoso y obediente con el amo pero extremadamente desconfiado con los extraños, hasta el punto de llegar a morder.
Como todos los galgos, también se adapta a vivir en la casa a condición de disponer de espacios amplios donde poder moverse con gran libertad.
Desciende presumiblemente del Lebrel Egipcio y no se tienen datos precisos sobre su aparición en Rusia.
Sin embargo se sabe, por escritos fechados en el año 1200, que ya era utilizado para la caza de la liebre y otros animales más grandes.
Durante siglos ha sido el perro de las familias de la nobleza y de los zares. Puede decirse sin lugar a dudas, que el Gran Duque Nicolás fue el criador más grande de esta raza y solía tener en las perreras alrededor de un centenar de estos magníficos perros.
La caída de los Zares y de la nobleza rusa, fue la causa de la desaparición casi total de esta raza de su país de origen, sin embargo, está bastante difundida en Europa y en América.
Su primera aparición en Inglaterra se produjo hace alrededor de un siglo, cuando el Zar Alejandro II le regaló una pareja de Borzoi a la Reina Victoria.
Entre todos los galgos, el Borzoi es ciertamente el más "noble" tanto por sus características como por su andar.
Cubierto por una espléndida capa de pelo ondulado, se mueve con gran distinción y elegancia. Existe en todos los colores aunque los más apreciados son el blanco uniforme, el blanco con manchas grises, rojas y atigradas.
A diferencia de otras razas, las manchas blancas no deben tener límites muy definidos, sino esfumarse gradualmente con los otros colores.

Una historia...
El Perro de raza BORZOI o llamado tambien galgo ruso, fue durante siglos el perro de las familias de la nobleza y de la corte de los zares, sobre todo el zar Nicolas II de Rusia. El can se convirtio en un simbolo de la aristocracia y del regimen zarista de Rusia.
Su nombre proviene de la palabra rusa borzii, que significa veloz, y se caracteriza porque es un perro que para cazar no utiliza el olfato, sino la agudeza visual. El galgo, oriundo de Rusia, llego a Europa a traves de regalos diplomaticos que el zar le hacia a otros gobernantes del viejo Mundo.
Pero llego la revolucion rusa del año 17 con el asesinato de los zares…los canes tuvieron el mismo triste fin que sus amos. Por representar un simbolo de la rusa zarista que se pretendia dejar atras con la revolucion, fueron masacrados por toda Rusia.
Diez años despues, en 1927, un personaje muy conocido de estas tierras, Alfredo Le Pera es el nexo que andamos buscando.
Don Alfredo, el autor de la letra de uno de los mas emblematicos tangos: “El dia que me quieras”, viaja a Europa para adquirir vestuario y decorados para obras de teatro que iba a realizar en Buenos Aires. En Francia se percata de que los integrantes de la alta sociedad parisina exhibian galgos rusos, y penso, con picardia porteña, que los miembros de la elite de Buenos Aires, imitadores a ultranza de todo lo que venia de Paris, comprarian este hermoso perro para exhibir su “paqueteria” en las callecitas de BA.
Por lo cual adquirio 30 galgos para vender en Buenos Aires, pero el extenso viaje y el cambio de clima hicieron que murieran la mitad.
Le Pera le obequio dos hermosos galgos rusos a su amigo Carlos Gardel, quien los exhibio en la pelicula “El dia que me quieras”, cuyo guion pertence a don Alfredo
Y cerramos esta historia que comenzo en la corte de los zares, en la Plaza Monseñor D’Andrea, ubicada en Cordoba y Jean Jaures (a muy poquitas cuadras de la casa de Carlitos, hoy convertida en Museo). Alli podemos ver una magnifica estatua de 3 galgos rusos realizada por Giacomo Merculiano.

Copyright www.octubrerojoborzois.com.ar © 2013
Todos los derechos reservados

Diseño Web Grupo Seri-net